" Mi objetivo es crear los colores, los decoraciones y las situaciones que pueder contribuir para hacer su vida mas comoda y armoniosa. "

Giorgio Graesan: una vida a todo color

La vida de la familia Graesan nunca ha sido en blanco y negro. El padre, Luigi Graesan, apasionado de decoración, funda en la inmediata posguerra la empresa ALPI COLORI para la producción de pinturas al agua y pigmentos en polvo. A los dos hijos, Giovanni y Giorgio, le cuesta seguir a su volcánico padre en la coloreada gestión de la empresa, pero absorben sus conocimientos, su curiosidad creativa y el deseo de crecimiento e innovación.

En 1970 nace, por iniciativa de Giovanni, la empresa ALPI PARATI que se ocupa de papel pintado, mientras que Giorgio, creando y distribuyendo innovadores revestimientos murales, utilizando técnicas de mercadotecnia con tonos fuertes, se vuelve, con el tiempo, el director comercial.

En 1983, la necesidad de seguir sus propias tonalidades estimula en Giorgio la idea de crear la empresa CASTORO y ocuparse de revestimientos alternativos a los papeles pintados, dejando éstos a Giovanni.

En 1987 el primer viraje: se lanza en el mercado AQUARIA, el revestimiento mural en lata. Una primera verdadera revolución de mercadotecnia: la pared de la casa decorada con una pintura.

En 1990 llega el fenómeno SPATULA STUHHI, la decoración natural, artesana y artística en una elegante gama de colores nunca casuales que derivan del axioma colores = emociones.

Desde entonces pasaron de todos los colores: en 1996 tonos y atmósferas mediterráneas con los Colori di Portofino, en 1999 el caluroso Sole del Marocco y en el 2004 la vida y la energía del vivir de New York.

Al inicio del 2004 Giovanni abandona el mundo y los papeles pintados dejando una estela de innovaciones y optimismo en el corazón de todos los que cruzaron su camino.